3 Maneras de Hacer Crecer tu Posicionamiento Web Orgánico

El posicionamiento web se divide en orgánico y no orgánico. Primero definiremos brevemente la diferencia.

El posicionamiento orgánico o natural es aquél que se consigue mediante técnicas que se realizan en la página WEB sin realizar ninguna campaña de pago

Según nuestras investigaciones, aproximadamente el 70% de los clicks recaen sobre las web que se han posicionado orgánicamente.

El posicionamiento no orgánico o artificial, es aquel que, mediante el pago de palabras clave en anuncios, ya bien sea a Google o proveedores de espacio publicitario, a corto plazo, incrementan el tráfico, pero cuando se deja de hacer, vuelve a bajar el tráfico. 

El posicionamiento orgánico, por lo tanto, se puede consolidar a largo plazo, pero mucho más firme. 

Actualmente se ha entrado en una dinámica de incertidumbre para poder subir a lo alto del podium (la primera página en la búsqueda de google). Nosotros lo tenemos claro, las 3 principales maneras de hacer crecer el posicionamiento web orgánico son:

1. Genera contenido de calidad

Escribe contenido relevante y resolverás las dudas por las que has sido “el elegido” en ese bosque de resultados. Tienes una sola oportunidad que te brinda Google, y el usuario te votará. ¿En función de qué? De lo que le proporciones. Google te cede su cliente, durante el tiempo que seas capaz de mantenerle dentro de tu página.

Tu misión es hacer que el usuario permanezca el mayor tiempo posible en tu página. Aunque parezca lo contrario, en este mundo donde demandamos que la información sea rápida y concisa, al contrario de lo que podrías pensar, cuando se trata de informarse, de cultivar tu cerebro, el cliente de Google, demanda información “de-ta-lla-da”. Hay muchas maneras de aportar este tipo de información de calidad y todo empieza por documentarse. El cliente que te ha venido a ver, ese lector que viene ansioso de que le des esa respuesta, si no le defraudas, se quedará. Eso nos lleva al siguiente paso. 

2. Genera contenido que aporte conocimiento

Esto quiere decir que no escribas por escribir, sino que lo que escribas, aporte conocimiento y sobre todo, respuestas directas a lo que venía buscando el cliente. ¿Por qué decimos esto? Porque el contenido que desarrollan habitualmente los clientes (nuestros clientes que nos preguntan cómo crear contenido que posicione), es contenido que no está dirigido a dar la información que está buscando el lector que ha entrado a por la información que buscaba, el cliente de Google… Si no le das lo que quiere, se va, tu porcentaje de rebote aumenta y tu posición en el ranking de los elegidos, baja, y su página tendrá menos posibilidades de aparecer en ese ranking de nuevo. 

3. Interrelaciona el contenido internamente

Haz que el cliente que te acaba de proporcionar Google no se vaya de tu establecimiento. ¿No lo hace el retail en la calle? ¿Por qué una web debería ser diferente? Ponte en su piel (no es tan fácil como parece). Estás acostumbrado a pensar tanto en tu negocio que salir de tu conocimiento y ponerte en la piel del cliente, resulta muy difícil. Piensa que tu interlocutor probablemente no tenga ni idea de tu negocio y venga a informarse de lo que le estás contando. Intuye cuál sería la siguiente pregunta. ¿Lo has intentado hacer alguna vez? ¿Escuchas a tu cliente? Si consigues darle más información de la que venía buscando, tu porcentaje de rebote bajará y por lo tanto subirá tu “engagement” con él y subirás en ese ranking de Google que tanto deseas. 

Estos son los 3 factores que más importancia le damos nosotros. Se sabe perfectamente que Google basa sus resultados en más de 200 factores, pero que, como buen vendedor, lo que busca siempre, es el mejor producto para su cliente. El contenido. 

Vamos a poner un ejemplo práctico para así poder situarnos un poco. 

Imagina que mañana tienes que cambiar los neumáticos del coche. ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza? Bueno, pues la respuesta es: depende. ¿Por qué? Porque la persona que tiene que dar información de los neumáticos tiene que pensar que su interlocutor tiene diferente información sobre los neumáticos. Habrá personas que sólo busquen las medidas y un e-commerce donde comprar, habrá otra persona que lo que busque realmente es una herramienta para comparar esos neumáticos, para guiarse en precios. Habrá otra persona que busque si es rentable poner neumáticos de invierno y habrá una persona que lo que busque es una relación entre todos estos puntos porque lo que quiere al final es, en función de lo que ha aprendido, una recomendación o en su defecto poder tomar una decisión basada en el conocimiento adquirido. 

Por eso, lo primero que te puedes encontrar al buscar neumáticos por internet son muchas webs que vendan online. Muchos anuncios enfocados en la venta de neumáticos. Eso es una guerra de posicionamiento, en la mayor parte, no orgánico. El enfoque es vender, vender y vender. 

Si ponemos “neumaticos online”, el resultado serán 17 direcciones de internet, de las cuales el 40% (7), serán de pago, y el 60% restante resultado orgánico. 

Pero, ¿y si al buscar los neumáticos encuentras una WEB que diga “La mejor manera de elegir un neumático, sin gastarse mucho dinero y sin perder seguridad” ?¿Harías click para leer? 

Eso sería ponerse en el lado del cliente, darle información para una compra inteligente, y entonces podrías vender el producto o productos que le has puesto encima de la mesa después de haberle detallado cual es el mejor consejo que le puedes dar. Y así, Google sabrá que su cliente ha encontrado una página WEB donde ademá de información, encuentra su producto y te volverá a enviar más clientes, porque no sólo le has puesto un catálogo de 300 neumáticos, sino cuál es el mejor para él.

¿Te imaginas que un dependiente de una tienda se te acercara cuando estás mirando los neumáticos y te dijera: si quiere, le puedo ayudar a elegir el mejor neumático para su coche?

Es muy diferente a ¿le puedo ayudar? ¿Verdad que esos vendedores no existen pero agradecerías que fuera así? Bueno, pues sí, esos vendedores alguna vez existen y las páginas web que piensan en ti, también. Pero escasean.

“El objetivo debería ser favorecer al cliente, el tráfico viene inmediatamente después”

¿Y qué más información podrías dar a un cliente para que pueda quedarse más dentro de tu negocio? Pues seguiremos con el ejemplo de los neumáticos. 

¿Has pensado en que tu cliente puede necesitar más información relacionada con el contenido que ha venido a buscar? Lo mismo tiene que saber a qué presión es más recomendable circular con esos neumáticos. Qué neumático consume menos, sin penalizar la seguridad. La anticipación o el análisis de los datos obtenidos durante un tiempo hacen que podamos dar al cliente la información que puede hacer que se quede en nuestra web y bajar ese porcentaje de rebote.

¡No copies contenido! Aunque sea parcialmente. Actualmente Google tiene ese profesor que todo lo veía en la clase, se llama Google Rank Brain y ese robot de inteligencia artificial, se ocupa de leer todo el contenido de tu web y lo compara con el resto de contenido que tiene almacenado. Si ve similitudes idénticas, aunque sea parcialmente, sabrá que se ha copiado y comparará qué contenido se subió antes a internet, el que se haya subido después (el copiado) le pondrá muyyyyyy lejos en el ranking de resultados. Google no se anda con tonterías a la hora de tomar una decisión así por copiar. 

Te damos una última píldora que Google considera importante. Aloja tu página WEB en un Hosting que te de la mayor velocidad y cuanto más cercano al país al que dirijas tu contenido, menor tiempo de respuesta tendrá (es decir, mayor velocidad). Google mide estos tiempos y aunque la diferencia entre un alojador y otro, sea de milisegundos, hay veces, que esa pequeña diferencia es un 40% más rápido. Y en % es muchísimo para que a igualdad de condiciones Google pase su cliente al más rápido. No hagamos esperar a su cliente!!!

Esperamos haberte ayudado con estas pautas. ¿Qué consideras más importante a la hora de encontrar una respuesta en internet? Déjanos tus comentarios. Estaremos encantados de leerlo. 

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres hacer crecer tu negocio?

Envíanos tus datos y contactaremos contigo.